Publicidad

jueves, 4 de octubre de 2007

Conversación de a uno

¿Quién dijo que romper algo es malo?, es más, ¿quién dijo que hay palabras para designar maldad y bondad?, sin ir más lejos, yo todos los días rompo millones de cosas, rompo el silencio, rompo a reír, rompo a llorar, rompo la baraja, rompo conmigo mismo, rompo mis valores para, de sus cenizas, crear otros, rompo todo lo que construí ayer, tan sólo dejo los cimientos, para comenzar de cero otra vez, para que mis construcción sea más fuerte tengo que empezarla innumerables veces, es la única forma de adquirir la práctica necesaria para que se mantenga en pie contra viento, marea, e incluso contra algún niño caprichoso que se dedique a picar la pared por fuera para ver el contenido de lo que hay dentro.

Hoy noto mi a mi cerebro cansado, pienso que va a ser simplemente otro día más, cuando todo me indica que hoy es tan especial como cualquier otro día, mi cerebro hoy no responde, tan sólo me recuerda cada poco tiempo, hoy es otro día más, a lo que yo respondo, ni mucho menos, hoy es otro día especial, es más, hoy ya he hecho que este día sea especial, y no ha hecho más que comenzar, aún queda mucho por delante... mi cerebro no responde, hoy no quiere romper nada, ni siquiera tiene fuerzas como para romperme a mi por dentro, desvalijarme y demolerme, y una vez esté en el suelo echo un guiñapo, decirme un escueto: te lo dije; por eso hoy, aunque estoy lleno de fuerzas a rebosar por dentro, no puedo usarlas, mi cerebro no da tregua... no sé que se traerá entre manos, quizás las quiera guardar para usarlas mañana todas juntas, en una gran afrenta, o quizás simplemente se ha levantado retozón y tengo que despabilarle, aún así intentaré que luche conmigo durante todo el día, aunque él me dé largas, me diga que le duele la cabeza, o que está cansado... es que cuando uno es cabezón...

Quiero romper, destrozar, construir, reparar, pero no puedo, no tengo la autorización de quien puede dejarme hacer esas cosas. Y sin llaves no se puede traspasar esa puerta, tan sólo me queda seguir intentándolo, y, si no hay suerte, mañana usar todas mis energías en algo realmente grande. Ya me estoy imaginando que podrá ser, con que tipo de alimaña tendré que pelear, ¿será un gigante?, ¿será un cíclope?, ¿o tal vez sea una sirena?, ¿o simplemente un enanito con algún poder especial para paralizarme por completo?.

Ya estamos con los dichosos "tal vez", tal vez sí, o tal vez no, ya tengo a la incertidumbre apostada en mi lindo culo, la noto, pero no alcanzo a verla, y cada vez que me doy la vuelta, desaparece y se me engancha en un costado... la verdad es que es muy juguetona, incluso podría decir que un rato hace gracia, pero... ahí la tengo, cada vez se sube más a mi espalda, va susurrándome al oído... y me da por pensar.

No ves cerebro, como este día iba a ser especial también, ¿cuántos días hemos tenido a la incertidumbre tan cerca?, y, que sepas, que es todo por tu culpa... Acto seguido, dejo de sentir ese cosquilleo, la incertidumbre ha desplegado sus alas multicolores, llenas de símbolos agolpados unos sobre otros. Sí, mi cerebro no ha podido contestarme a eso... ya estoy agarrando la maza... sí, voy a destruir lo que construí ayer, para luego volver a construir.

Hoy he empezado más tarde, espero que no se me haga de noche entre planos y piedras... aunque por lo menos tengo claro que los gigantes, cíclopes, sirenas y enanos tendrán que esperar para otro día, ahora mismo tengo algo mucho mejor que hacer.

6 Deja tu comentario, no cobro ;):

Mae dijo...

Mientras haya ganas de convertir un día en especial, nada ni nadie puede impedirlo, aunque se convierta en especial por algo no tan deseado como la incertidumbre.
A mi no me gusta sentirla cerca, pero me suele rondar, acechándome cada vez que bajo la guardia.
Amigo, tus post son geniales.
besos.

Sr.DelGaS dijo...

Juer si es que mira que eres veloz para contestar tesoro, ni media hora hace que lo he subido...
Yo es que a veces bajo la guardia voluntariamente, para ver mejor lo que tengo delante ;).
Tanto halagarme, ¡¡al final voy a terminar creyéndomelo!!
Un beso para ti también

Mae dijo...

créetelo!!!
y lo de ser rápida... es que cuando entré ya estaba. no me fijo en la hora. Solo lo leo y lo comento cuando lo veo. :P
Besos.

Sr.DelGaS dijo...

Que va, no me lo pienso creer, que así empezó Ramoncín y mira ahora como está...

Pues será casualidad entonces reina, el caso es que (casi) siempre contestas en un tris.

Besos ;)

Elbereth dijo...

¡Qué suerte tienes, luchar contra esa pereza que a veces se nos pega como garrapata vil!

La incertidumbre a veces nos mantiene vivos...depende de que es lo que nos detenga en el umbral de la duda...

Tienes una mente inquieta y más adulta que tu edad física...;)

Un beso, ¿tu cumpleaños es en junio o julio? el mio en julio!!!

Sr.DelGaS dijo...

Yo soy de los que creen que cuando sentimos, sea lo que sea, vencemos a la muerte, al menos temporalmente, así que la incertidumbre no es más que otro sentimiento como cualquier otro :D

Bueno, eso no es la primera vez que me lo dicen, debe ser que mis neuronas se desarrollan más veloz de lo normal.

Mi cumple es el 14 de Julio, día de la toma de la Bastilla :P una fecha digna de recordar :P

Otro beso para ti ;)