Publicidad

sábado, 5 de enero de 2008

Lo verde

Hoy por hoy está muy de moda ser ecologista, nos lo venden constantemente por cualquier medio de comunicación con las más variopintas escenas; y luego, pasa lo que pasa, pero encima las plataformas ecologistas parece que se sienten orgullosas... Os voy a poner un par de ejemplos, el primero es, ¿por qué ahora todos los coches son “ecológicos”, y nadie nos dice en que han cambiado para serlo?; es decir, quien sepa algo de coches, sabrá que, intentar vender un automóvil con motor diésel como ecológico es la mayor falacia de la historia, ya que contaminan más que el Prestige, y ahí están todas las campañas de publicidad de los mismos, anunciando a bombo y platillo (unas más que otras, tan sólo cambia el diámetro del bombo) que sus coches Diesel de un año para otro, o; mejor dicho, de un mes, para otro, son “ecológicos”.

¡¡Si es que la moda es tal que hasta los quesos te los venden como ecológicos!!, ojo, no porque se fabriquen con menos energía, si no porque la fábrica produce más de lo que se consume, que es otra manera de decir, la energía que nos sobra la vendemos a la compañía eléctrica, lo cual no es tan altruista. Sinceramente, no sé que será lo próximo... ¿Tal vez plantas de residuos radioactivos ecológicas?, muy posiblemente...

Otro ejemplito más, este algo más ilustrativo de la moda/falacia ecológica, es la siguiente: la expo de Zaragoza es la Expo del agua, todo es supersostenible y superecológico, todo en la ciudad del Ebro se ha vuelto verde y angelical, y, hace poco, anuncian que en el desierto de los Monegros (sí, donde una vez al año quedan un montón de gentes diversas para ponerse hasta el culo mientras escuchan música), anuncian que una empresa va a construir algo parecido a Las Vegas.

Es decir, por una parte, hay que ahorrar recursos, pero por la otra, si me untan de pasta, construye pochomil casinos, eso sí, ecológicos, venga va... Eso en mi pueblo, que somos muy burros se dice lo de “A Dios rogando, y con el mazo dando”, o bien “querer ser martillo, y mártir”, y lo peor es que lo consiguen, y de qué manera; según me comentó Sara, Al Gore en su vídeo de campaña en formato documental dice que hay que pillar menos el coche, pues nada, yo me comprometo a no coger el coche e ir en SU limusina a todas partes, que es mucho más ecológica (y tiene “mini”bar), y aquí, pues como ya hemos visto, lo mismo.

Y ojo, no digo que no esté muy bien apagar las luces, cortar el agua, y separar residuos, que por supuesto que sí lo es, pero, a cada cosa, por su nombre, yo, por mi parte, seguiré diciendo que no quiero hacerme socio a los de Greenpeace, que para algo soy químico...

2 Deja tu comentario, no cobro ;):

Elbereth dijo...

Aplauso sostenido. Me gusta que la gente no tenga miedo a decir este tipo de cosas.

Es como cuando dicen que cojas el metro, que vuela...como no sea en sueños...y mientras ellos en sus coches, y casas de no sé cuántos metros cuadrados, gastando agua en sus jardines, y luz, y bla, bla, bla.

ES como lo de comer sano...con tanto pesticida estoy segura que las frutas están llenas de vitaminas.

Todo es mentira...igual que el nuevo candidato de los demócratas americanos.

UFFf que rollos te suelto últimamente. Se me está yendo la cabeza por momentos. jajjajaja Besote.

Sr.DelGaS dijo...

Si vamos a tener que hacer una revolución contra"ecologista" a este paso, pero ya sabes lo que hace el puño de hierro y guante de seda... ¡al final la peña hasta se lo cree!

Por cierto, el candidato este nuevo va a durar... en torno a 2 telediarios...