Publicidad

lunes, 26 de mayo de 2008

Nuevas de Varela

Esta vez cambio de tercio, y no es para menos, ya que he leído en El País algo que me ha dejado un poquito flipando, resulta que Rouco Varela y compañía, aprovechando (¡que ironía!) la festividad del Corpus, ha soltado un par (más) de perlitas de gel, por ejemplo, el primero ha soltado algo como que existe "una fuerte tentación de declarar la muerte de Dios" y Cañizares, otro de la banda, ha dicho que la iglesia soporta "insultos, ofensas y agravios", entre otras cosas, como declarar que en España no hay libertad religiosa.
Bueno, yo no sé si esto se debe a la proximidad de la celebración de la festividad del marque usted la X en la casilla de la declaración de la renta o que pasa, porque, sinceramente, no sé que tipo de queja puede tener un organismo privado subvencionado por el Estado que encima hace llamarse laico, aunque tengan que jurar el cargo los ministro delante de una Biblia, porque bueno, está claro que históricamente España ha tenido unas raíces profundamente católicas (muy a mi pesar) y demás, pero, hoy por hoy, que aún sigue habiendo inmesa mayoría de católicos sobre el papel (ay... lo que pesan las tradiciones...), pero sin embargo católicos practicantes hay pocos, no sé que sentido tiene sustentar a una institución que aboga por la pobreza en edificios con un montón de tesoros, pero vamos, es lo de siempre, a ver si por fin se abre un camino hacia el verdadero laicismo y la verdadera igualdad entre las distintas confesiones/fe.
Ah, por cierto, Rouco, el problema de la muerte de Dios ya se abordó hace unos cuantos años, lo de "Dios ha muerto, y le han matado los cristianos"...

3 Deja tu comentario, no cobro ;):

Kaiser dijo...

Buenas,
una matización, España no es un estado láico, es un estado aconfesional. Cuando se redactó la constitución se adoptó esa forma precisamente para poder mantener los acuerdos firmados con el Vaticano. De hecho, la financiación de la Iglesia a día de hoy responde a esos acuerdos. Para cambiar esa situación hay que remover más de lo que parece, y aunque todos marcásemos festivamente la casilla de los colectivos sociales (que, por cierto, ya quisiera yo poder decidir de veras qué se hace con mis impuestos en esos términos, porque tenog mis prejuicios a la hora de financiar a otros organismos internacionales, supuestamente privados, vease la cruz roja)la iglesia seguiría ingresando. Bueno, vaya chapa!

Sr.DelGaS dijo...

Parece ser que me he dejado llevar por el optimismo, pero bueno, si hay que remover, que se remueva, es demasiado dinero derrochado y demasiadas influencias, y, sí, es cierto que, aunque marques fines sociales, una parte se lleva la iglesia, lo que también es, es una verguenza, bajo mi punto de vista, vamos, que una institución como esa rebañe tantísimos fondos.

Kaiser dijo...

Pues sí, es una vergüenza, pero habría que empezar por cambiar la constitución para ser de hecho un estado laico, por romper los acuerdos con el Vaticano, cambair las leyes educativas, las leyes de protección social, las de protección del patrimonio....no sigo, que me deprimo. Chico, en este pasí aún confundimos el estado, con la iglesia y con el ejército, y eso no se debe sólo a nuestra historia o los poderes establecidos, sino a un gran analfabetismo político y una enorme desidia social. Ay, que me deprimo!