Publicidad

miércoles, 22 de agosto de 2007

Tontería

Ayer fue un día tonto, más bien, fue el santo que más obra, San Inútil, y cuando obra, obra bien, o muy bien en su defecto, parecía que todos los inútiles hubieran quedado para hacer una quedada mundial, con el único fin de joderle el día al resto, ni que decir tiene que la gente normal salió corriendo, no vi a una persona, propiamente hablando, en todo el día...

¡Qué día más largo!, menos mal que acabó, sin ninguna baja humanoide en mi cuenta, todo hay que decirlo, a veces pienso que mi autocontrol ni tiene límites, si he superado esto, puedo con todo. Hacía mucho tiempo que no anhelaba tanto la llegada de, primeramente la Luna, que me indicara que todo estaba acabando, y más adelante de un nuevo Sol que saliera, me mirara con su inocencia y gritara, ¡¡ya se acabó la broma!!, y por fin, parece que se acabó, parece que todo ha vuelto a la normalidad en que por la calle hay personas e inútiles entremezclados, y no el monopolio de ayer.

Y es que es muy difícil vivir por un día en el mundo de San Inútil, yo diría que es casi imposible adaptarse, porque, quieras o no quieras, los tontos son muy ingeniosos, tienen todo tipo de artimañas preparadas para tocar la wevada al personal. Ayer me di cuenta, de que las señales de tráfico, en el día de San Inútil, son totalmente opcionales y accesorias, meros consejos de ancianos que ya no rigen bien, me di cuenta también que la velocidad máxima en cualquier carretera son 60 km/h, sin importar cual sea, y, si es de noche, no es recomendable superar los 50 km/h, aún yendo por autopista, me di cuenta que, yendo andando, el resto, sea cual sea, tiene preferencia para ir donde se le antoje, sin mirar siquiera hacia donde está caminando, y si se choca/empuja/pisa, la culpa es tuya, por tender a la normalidad, luego también me di cuenta en el trabajo, que se puede hacer poco y mal, sin que a nadie le importe, porque total, "ya habrá otro que lo haga por ti, no hay que preocuparse". En fin, fue un día de desengaños, me sentí como un burro en una cacharrería, y pensaba. - ¿Esta gente, donde se esconde los días normales?, y, ¿cómo ha podido sobrevivir tanto tiempo con este tren de vida?, es decir, ¿cómo, por un milagro de la vida, no se han estrellado con el coche, no se han puesto a pelearse entre ellos como quinceañeros, cómo, en definitiva, no les ha pasado algo?. - Llegué a una conclusión, San Inútil protege a sus fieles.

Si bien es cierto que según fue cayendo la noche el día se fue normalizando (supongo que los inútiles se irían retirando a sus aposentos y por eso no se veían tantos) fue un día para olvidar, y para recordar a la vez, con ese repelús en la mente, como cuando ves como cosen a un ser vivo una herida... lo único bueno es que ya pasó, pero, si bien todos los santos tienen un día asignado, este no, San Inútil es especial, es el más especial de los santos, aparece espontáneamente, como por arte de magia, cualquier día es bueno para San Inútil, tan sólo espero que tarde un poquito en salir la próxima vez, que tengo que recuperarme aún de esta...

Con lo que, os voy a dejar, como viene siendo costumbre, con un par de preguntas sin respuesta:

- ¿De verdad hay tanto tonto en el mundo?
- ¿Dónde se meten los tontos en los días normales?

Moraleja: Hay tontos que tontos nacen, y hay tontos que tontos son, y hay tontos que tontos quieren hacer a los que tontos no son.

9 Deja tu comentario, no cobro ;):

Jose dijo...

Ains, que entrañables recuerdos me trae San inútil. Como no tener afecto a esas horas interminables en el bus los días de lluvia o sol, nieve o viento, obras o troncomóviles en formación porque... ¡Todos los días toca!

Sr.DelGaS dijo...

Tu tranquilo, ya comenzará el curso, empezarán las lluvias, y todos los días serán San Inútil :P

Mae dijo...

Todos tenemos días de esos... en los que el mundo se ha vuelto inútil, pero el gas que lo ha provocado se olvidó de ti.

En el mundo hay muchos tontos, como hay muchos listos, lo que pasa es que muchas veces el tonto resulta ser mas listo al final. Pero si, haberlo hailos, como las meigas.... (ya sabes)

Los tontos no es que se escondan los días normales, es que muchas veces intentan aparentar lo que no son y dan el pego. Pero tarde o temprano... VUELVEN!!

Un besooo

Sr.DelGaS dijo...

Será eso entonces, será que a todos se les ha olvidado el disimularlo por un día, y es cierto que hay muchos tontos y muchos listos, pero también tengo claro, que, por cada 10, hay diez 1

NiCk_ dijo...

Yo tengo la teoría de que no hay listos como tal... todos semos tontos, pero con distinto grado de estupidez ;)

Salu2!

Sr.DelGaS dijo...

Mmmmmmmmmm, también es verdad, es otra teoría igual de válida :D

Mae dijo...

Ehhhhhhh! que yo no soy tonta... solo un poco despistada a veces xD.
BEsos.

NiCk_ dijo...

Jajajaja... vaaaaaaaaaaaaaaale...

... no es ser tont@, es ser falt@ de inteligencia o percepción o memoria... ;)

Mejor? xD

Salu2!

Sr.DelGaS dijo...

Modo irse por los cerros de Úbeda: ON