Publicidad

domingo, 12 de agosto de 2007

Una de aventuras

Mierda, otra vez en este oscuro pasillo... Avancé cuidadosamente, era un pasillo angosto, iluminado por unas antorchas, se notaba la humedad en el ambiente y, de cuando en cuando, se oía el crujido de toda construcción antigua. Seguí avanzando, poco a poco, intentando agudizar mis sentidos... hasta que, de repente, llegué a una bifurcación. - Mierda... esto ya lo he visto antes en alguna parte...- lo que faltaba, un dèjá vu en un sitio así de acogedor. No me lo pensé mucho, opté por el de la izquierda, pensé. - Bueno, siempre hay un camino más fácil a la derecha, y ya que estoy aquí... pues a la izquierda. - En este pasillo se notaba más el olor a humedad y las paredes tenían un tacto más mohoso, me estaba adentrando en las profundidades de la madriguera, el aire tenía un olor cada vez más viciado, pero tenía que seguir avanzando, poco a poco, hasta que, en un punto del pasillo, al hacer un movimiento, sonó... ¡CLAK!, miré detrás de mi y vi como se me aproximaban 2 flechas, conseguí reaccionar, me tiré al suelo, si bien una me rozó la ropa. - ¡¡¿Qué coño hago yo con esta ropa?!!. - Pensé, uff, que mal me olía esta historia..
Bueno, no podía quedarme allí, avancé el resto del pasillo reptando, vi que algo me molestaba en la espalda... ¿un Bo?; esto ya me va gustando más.. el pasillo acabó, y llegué a una escalera de caracol, bueno, vamos hacia abajo...

Bajé las escaleras, no sin cautela, en el aire se respiraba azufre. O estoy en un volcán, o esto ahora sí que me huele mal... En la sala vi una puerta, me acerqué a ella e intenté escuchar a su través, pero me era imposible, era una puerta demasiado gruesa, así que, procedí a abrirla con cautela.
Cuando la abrí, un gran olor a azufre me hizo para para tomar aire, ahí el aire si que estaba viciado... cuando me repuse, por fin, la abrí del todo y metí la cabeza a ver que se cocía ahí dentro... - Joder, la guarida del dragón, a ver que hago yo ahora... espero que el Bo sea mágico, si no voy dao. - Ahí estaba, el dragón dormitando, pero algo inquieto, había captado mi presencia, haciendo gala de toda mi habilidad, me acerqué hasta él, con más miedo que siete viejas (ahora comprendí la magnitud de dicha expresión), y, cuando estaba cerca del monstruo, despertó súbitamente, y, a la misma velocidad que el formidable dragón rojo se elevaba, mi ánimo cayó por los suelos.
En un ataque banzai, saqué el Bo y fui corriendo hacia él, todo ocurrió muy rápido, tan sólo recuerdo la cabeza del dragón abalanzándose hacia mí, y mi Bo impactando en el cuello de la bestia, había tenido suerte... me quedé allí un rato contemplando a la magnífica criatura, pero, era hora de marchar, vislumbré otra puerta al final de la sala.
Esto ha sido sólo el principio, a ver que viene a continuación...- sólo de pensarlo tenía que contenerme para no salir corriendo, ahora, había de una pendiente considerable descendente, bueno, hay que bajar, y cuando puse los dos pies en la rampa... ¡CLAK!. - Mierda...- una roca gigante, salió de lo alto de la rampa, yo corrí y corrí, pero, en unos instantes la vi muy cerca, pegué un salto y me agarré como pude a la pared, y la roca siguió hacia abajo, sin mí, menos mal...

Al llegar abajo pude ver un objeto, brillante, en un pedestal, me acerqué, y comprendí el objeto de mi búsqueda, ¡¡¡¡¡había encontrado las llaves del coche!!!!!, buffffffffff... que tarde se me ha hecho, a ver como se lo explico al jefe esto....

4 Deja tu comentario, no cobro ;):

Mae dijo...

ja ja ja ja. que bueno.. A mi esa excusa nunca se me había ocurrido cuando llego tarde...
Suelo recurrir mas a la de: "es que me han aparcado detrás y no podía sacar el coche". Muy bueno, la verdad y el final que menos me esperaba era este. Un besote.

Sr.DelGaS dijo...

Weno, así ya tienes otra más para tu repertorio, me alegra que te haya gustado.

NiCk_ dijo...

Vaya racha de inspiración que me llevas :)

Un gran final xD

Pd: A mi que al metro ligero se le han pinchao las ruedas me vale xDD

Salu2!

Sr.DelGaS dijo...

Es que tengo que dar rienda suelta a mi creatividad... la del metro ligero también es wena, no te creas tu que no