Publicidad

viernes, 21 de septiembre de 2007

Mirando

Juraría haberte visto antes, pondría la mano en el fuego asegurando que tus ojos y los míos se fundieron en una profunda e intensa mirada hace ya... en algún lugar indefinido, tan sólo recuerdo tus dos pupilas clavándose en las mías, luchando contra ellas en un intento de ver cual llegaba más abajo...
Creo haber llevado ese peso durante todo el día, ¿cómo unos ojos de un desconocido han podido escudriñarme de tal manera?, mas en su mirada no hubo odio, ni un intento de quedar por encima, siquiera de seguir mirando por mucho tiempo, tan sólo había intención de llegar al fondo, y comprobar si hacía pie, pero creo que ese día había fuerte marejada en mi mirada, si bien logró, primero embravecerla, y luego apaciguarla ese brillo inocente y lleno de fuerza que me abordó ese día ya lejano en el que creo que nos cruzamos...
Daría mi palabra, si tuviera que hacerlo, para decir que conozco esas facciones y esa silueta, e, incluso podría decir que en alguna ocasión te llevé como un peso más en mi carga.
Podría decir que nuestras mentes se cruzaron y se bombardearon con conceptos, como si estuviéramos provistos de bluetooth, a tal velocidad que las personas que coincidieron a nuestro alrededor sintieron una vibración extraña, probablemente atribuida al paso del Metro.
Sí, está claro, recuerdo perfectamente tu respiración y tu exhalación, eso sí, esta vez no habrá la emoción de la primera vez, tan sólo un dèjá-vu en toda regla, con su vértigo y todo, en principio más intenso, pero se puede afirmar que esta vez no será como la otra.

Ya pasó todo, nos alejamos y nos volvemos a olvidar, por lo menos hasta la próxima vez que nos crucemos, nuestras vidas se vuelven a bifurcar, y volvemos a darnos la espalda.
Me acompaña una sensación rara, ¿le conozco?, ¿será la persona de la otra vez, o tan sólo será que clava su mirada con la misma certeza?.

O tal vez sea tan sólo que dos pares de ojos se han cruzado y mirado un instante, quién sabe... tal vez no haya sido más que nada, otra cara más que archivar, otro olor más que enfrascar, otros ojos más en los que mi imagen se ha visto reflejada, eso sí, más grandes y más luminosos que el resto que les acompañaban en ese momento, como un gran faro de luz blanca en una niebla intensa, como ver la luna en lo alto al salir de una cueva, como ver una llamada perdida un domingo por la tarde.

O tal vez sea simplemente un curioso que se hace de notar, otros ojos más que olvidar, otro aliento más que se disipa en la bruma, otros pies más que se alejan para nunca regresar, como un roto en un tejido, como descubrir que el coche tiene un golpecito nuevo, y no sabes quien te lo dejó impreso, como las goteras en los pasillos del Metro, que logran que nos agolpemos unos contra otros para evitarlas... y es que tanto miedo tenemos a mojarnos... tanto miedo tenemos de que nuestra embarcación zozobre en un vaso de agua medio vacío... tanto miedo a que nos vean por dentro, a que nos quiten la máscara, y mostrarnos con toda nuestra magnificencia, sin prejuicios ni pudores... tanto miedo nos da que nos desnuden el caracter... sin que podamos desnudar al que nos hace ese favor.

Tanto miedo tenemos de no estar a la altura

7 Deja tu comentario, no cobro ;):

lamaladelapelicula dijo...

tanto miedo nos da que nos desnuden el caracter... De no estar a la altura.

Jodo Señor, qué bueno y bonito pero qué caro me ha salido leerle. Verdades como puños.

Me ha encantado

pd- Sé de un lugar donde venden esa bolas en miniatura. Son caras pero un día me las compraré.

Mae dijo...

joe!!!(con perdón)
Cada día me gusta mas leerte, y cuando no puedo pasar por aquí tengo "mono" jijiji.

Cuanta razón encierras en lo que has escrito..
una mirada puede llegar a decir tantas cosas e incluso a descubrir tanto que muchos temen o tememos a que nos miren de forma diferenete a como lo suelen hacer..
el problema es que el ser humano tiende a esconder los sentimiento, al menos la mayoría de las veces y creo que siempre existe el miedo de que alguien pueda leer en nuestro interior. Aunque muchas veces es miedo a que la gente vea cosas que no hay (que es lo peor).

Hoy me has dado...touché!!!
Besos.

Sr.DelGaS dijo...

La mala de la película:

Muchas gracias :D últimamente estoy inspirado, y me sale todo sólo, a ver si sigo con la racha, un placer, como siempre.

PD: te toca ahorrar para comprar las bolas en miniatura, pero serán una buena compra ;)

Mae:

Uys a ver si voy a ser peor que una droga... ¡y yo sin saberlo!
Yo creo que tendemos a esconder sentimientos porque nos incomoda que otros nos vean tal como somos, por si no les gusta algo de nosotros de esas cositas que no se pueden cambiar, ya sabes.

Un besazo reina, espero que seguir a la altura ;)

Sara dijo...

Joh... madre mia... estoy obnubilada con lo que has escrito, me has dejado a cuadros.

Realmente es terrorífica la sensación de estar cerca de la gente, tan cerca que nos puedan leer.
No sé porqué cuesta tanto, si en realidad debería ser nuestro estado natural, la absoluta naturalidad. (valga la redundancia.)

Chiquillo sigue así, que escribes de p.m

Sr.DelGaS dijo...

Muchas gracias Sara reina :D viniendo de ti me lo tomo como un halagazo, a ver si hay suerte y no bajo el listón ;)

Mae dijo...

veo que te estás poniendo el listón muy alto eh? xDD.
Besos

Sr.DelGaS dijo...

Nah, el listón se pone él solito, tan sólo hay que ver si se puede saltar o no ;).

Un besazo