Publicidad

jueves, 20 de septiembre de 2007

Crudo

¿Cómo es posible?... ¿te has descubierto con tu preciosa cara desfigurada pegada al sucio suelo, con tu nariz ensangrentada y tu cuerpo está cubierto por barro y por mierda en lugar de por finos ropajes?, ¿cómo se ha podido llegar a esta situación? digo mientras me pongo en cuclillas para ver más de cerca el cuerpo tirado en el suelo... Este casi no hace ningún gesto, ningún movimiento, tan sólo le recorre algo parecido a una tristeza por todo su ser, y yo me quedo un rato ahí mirando, sin hacer nada, hasta que, por fin, consigue articular palabra el afectado...

Me dice que le ayude, que es desgraciado, que mire en que situación se encuentra, y que sufre... -esta vez tendré que escoger mis palabras con cuidado.-, me digo a mi mismo, a ver si soy capaz. -¿tu te consideras desgraciado?, ¿acaso me ves a mi limpio y lozano como a un bebé?, o, por el contrario, ¿es tan sólo que no has aguantado tus propias desgracias y buscas un hombro ajeno para ello?, es que, para soportar las desgracias se ha de ser de espalda ancha, cuello recio y piernas firmes, una vez vas cogiendo soltura con la carga, puedes empeñarte en parecer ligero, o, si pasa el suficiente tiempo sin incrementarse tu carga, incluso llegar a lograrlo, más cuando estén otras personas igual de cargadas que uno mismo, es cuando se demuestra la verdadera ligereza...-

Me levanté y dispuse a marchar, más el que yacía en el suelo giró la cabeza rápidamente. -¡eh!, ¿dónde vas?, ¿acaso me vas a dejar aquí sólo, expuesto a mi propia suerte, no ves que no tengo fuerzas para nada?, no puedo ni levantarme siquiera...- volví la cabeza, y en sus ojos brilló algo parecido a una alegría tenue, y grité. - Tan sólo dime una razón por la que debería perder el tiempo contigo.- y me quedé allí, esperando y mirando al infinito... no hubo respuesta, aún así al cabo de un rato me volví a acercar, otra vez me puse en cuclillas, y el que yacía volvió a girar la cabeza con una mueca extraña. Comencé a hablar como si nadie me escuchara. -¡Qué traición del destino!, ¡tu que creías que eras un ser excepcional!, a ti, que tanto y tanto le habían dicho lo maravilloso que eras, ¿cómo pudiste dejar de ver con tus ojos para empezar a mirarte a ti mismo con los de los demás?, justo en ese momento comenzaste a perderte a ti mismo, ¿cómo quisiste saltarte todos el trabajo previo y autoconcederte el grado de divinidad en tierra?, ¿cómo quisiste asemejarte a la Naturaleza, que es, sin más, un derroche de fuerzas inusitado, y querer mantener tu fuerza intacta?, ¿cómo pudiste creer que eras algo especial, cuando todos tus hechos fueron nada más que vulgares maniobras?, y aquí yaces ahora, postrado boca abajo y cubierto del barro que lleva el viento, ni siquiera con esto has podido, ¡¡cómo para aguantar una carga de verdad!!, por cierto, tu que me has pedido ayuda, has visto la carga que hay a mis espaldas, o ni siquiera te has parado a mirar fruto de tu egocentrismo, y ¡¡ves que liviano me veo!!...-

Hubo un silencio tenso, incluso vi como se escapaban un par de lágrimas de sus ojos, pero no eran lágrimas propias de quien está triste por no haber entendido absolutamente nada, si no lágrimas de impotencia, por ver que su situación no iba a mejorar por estar yo presente.

-¡Oye!.- Le dije, y la cabeza volvió a girar con los labios apretados y el ceño fruncido. - ¿Crees que eres un ángel?, tan sólo muéstrame donde están tus alas.

4 Deja tu comentario, no cobro ;):

Sara dijo...

Madre mía... Lo que hacen las decepciones.

De angeles a pura basura...si es que los seres humanos somos de lo más contradictorio.

;) ahora te toca disfrutar de la ligereza. Mucha suerte

Sr.DelGaS dijo...

Sara te estás convirtiendo en la posteadora oficial del blog :P

Ya sabes que algunos dicen que en las contradicciones está la grandeza humana, estos humanistas están locos...

Mae dijo...

Jo, que bueno!!

la verdad es que cuanto mas "alto" se crea uno mas grande es la caida.
Hay que aprender a cargar con el peso de las situaciones sin notar qe nos afectan quizás mas de lo que son.

Me ha encantado, como siempre!!

Besos.

Sr.DelGaS dijo...

Un placer Mae, como siempre, si todo se soluciona sabiendo planear, así se amortigua la caída.

Un besazo :D