Publicidad

sábado, 1 de septiembre de 2007

Queda poco

¡¡Ya falta menos!!. - Gritó una mente a viva voz, en realidad, estaba ya a punto de suceder, los días se sucedían en el calendario a un ritmo vertiginoso, los días se acortaban y se acortaban, poco a poco, pero inexorablemente, la noche comenzaba a comerle terreno al día, era una carrera perdida para este último, todo empezaba a tornar al equilibrio, el bochorno se empezaba a convertir en templanza, el dominio aplastante del sol empezaba a ponerse en entredicho, los animales comenzaban a comedirse, el periodo de cría tocaba a su fin, ya la nueva generación estaba lo suficientemente crecida como para sentir agotamiento, todo comenzaba a tender a la normalidad, todo tendía hacia el centro, hacía la armonía...

¿Todo?, ¡no!, una especie, algunos afirman que la más evolucionada (algo que nunca he entendido, en definitiva, todos venimos de la misma raíz, con lo que todos hemos evolucionado durante el mismo tiempo, al menos, en referencia a las no extintas, quizá dicen eso por que aparecimos más tarde, y por eso creemos que lo nuevo es mejor, ¡qué creencia tan estúpida!), se empeña en ir a contracorriente, en estos tiempos de templanza, en los que ya se huele el tibio aroma del otoño, la melancolía de las hojas que comienzan a ponerse de color pardo, ya se huele la esencia de los tonos ocres, bañados por la brisa, a veces cálida, y a veces fría, propia del tiempo que vamos a comenzar en breves fechas; estamos hablando, como no podría se de otra manera, de la especie bípeda por excelencia (no, no son las motos), sin duda hablamos de nosotros mismos, nosotros volvemos en estas fechas (mañana para ser más exactos) en masa, para imponer nuestro ritmo frenético al pausado cambio de lo que nos rodea...

¡¡Señoras!!, ¡¡señores!!, dentro de poco, en un par de días, para esos afortunados que tuvieron sus vacaciones en Agosto, dichoso mes, que, menos mal, ya toca a su fin...
Nunca creí que estuviera tan deseoso de que comenzara el curso, nunca creí que esperaría tanto pasar a estar de fin de semana en el trabajo, mi momento empieza ya, me queda poco...

Pero tengo un mensaje, para esos dichosos... dentro de dos días, será, "EL LUNES DE LOS LUNES", después de un larguísimo mes, todo vuelve a la normalidad, después de un mes, habéis de enfrentaros otra vez a vuestra ocupación, yo, estoy deseando que llegue la mía... ¡ay, qué deseos de empezar las clases de nuevo, que pase rápido el año, y de acabar, por fin!, ¡ay, que deseos de que el bochorno y los sudores del verano den paso a la templanza y la brisa fresca del otoño!

4 Deja tu comentario, no cobro ;):

Mae dijo...

Yo, al igual que tu, estaba deseando que llegara ya el mes de Septiembre y mandar a paseo a Agosto que no veas que mesesito, pero parece que septiembre ha entrado con ganas y ni la caló quiere irse ni los plastas que vienen a incordiar tampoco...
esperaremos pues a la segunda quincena. Besos..

Sr.DelGaS dijo...

Buffff... tu lo has dicho, ¡vaya 4 días de septiembre llevo! que la gente ha vuelto de vacaciones con las pilas cargadas, deseando estoy que comience el curso... 10 días nada más... 10 días...

NiCk_ dijo...

Jojojojo!

Que grande este comienzo de septiembre... yo toy tan contento, por fin he tenido días libres, me ha llegado una oferta de nuevo curro, y encima HOY ya ha vuelto el fresquete en forma de tormenta!

Wahahahahahaha! el frío volverá y lo hará con fuerzas ^.^!

Salu2!

Sr.DelGaS dijo...

Eso espero, ¡¡que vuelva el frío, y que vuelva pronto!!

A ver si sigue la racha rey, ¡y vamos parriba como un cobete!