Publicidad

miércoles, 10 de octubre de 2007

Tenso

Ahora quiero que mis pupilas se dilaten, que mi bello se erice y se noten mis poros en carne viva, quiero notar como se tensan mis músculos para vencer una resistencia, como se endurecen, quiero sentir dolor dentro de ellos. Quiero romper a sudar, notar cada gota abrasando la piel a su paso, sentirme grande luchando contra un peso, y, luego, sentirme pequeño al caer agotado sin fuerzas.

Quiero flotar, sentirme oscuro, más bien, con un brillo oscuro, sobre todo en mis ojos, para que puedas sentirte especial al notar mi mirada como un disparo, que parezca que mis ojos son un ser inanimado, como un rifle, y disparar certeras miradas que lleguen al centro de ti, silenciosamente, tan sólo se oirá un leve zumbido en el aire circundante, disipado rápidamente por la atmósfera y luego, luego tan sólo calor, mucho calor, un calor tenue que quema al tacto y deja un frío helado a su paso, así quiero mirarte hoy. Siéntete especial si me ves así, pues estarás sintiendo algo especial, al igual que yo.

Por eso salgo por la puerta pausadamente, y sin mirar atrás, cerrando las cortinas a mi paso, y comienzo a andar, ya que todos los pensamientos de valor ocurren cuando mente y cuerpo están trabajando al unísono.

Y me dejo bañar por el sol, dibujo su silueta con mis labios y sus sombras con mis manos, al igual que hace él conmigo, mas no consigo en él un blanco para mi ardiente regalo, ya que él tiene unas pupilas aún más ardientes que las mías.

Y paso todo el día deambulando y mirando, mas no consigo fijar mi blanco sobre ningún ser del bosque, que su blanco es demasiado puro, más que el mío, con lo que no puedo ni mostrarles mi regalo, pues mi pudor me lo impide.

Y espero a la caída de la noche para mirar desde la oscuridad a la Luna, y a los demás animales de la noche, pero me encuentro con una profundidad en sus ojos que hacen que la mía parezca un mísero charquito enlodado.

Así que al alba vuelvo a mi desierto, a mi oasis, para seguir abrasándome, brillando en la oscuridad de la profunda noche y volviéndome más puro, para ver si puedo llegar a medirme en algún punto con lo más sublime, viendo que el camino que ayer parecía recto me estaba haciendo caminar en círculos, mostrando al mundo donde he llegado, y mostrándome él hasta donde puedo llegar. Tan sólo tengo que esperar el deshielo en mi cabeza, y que bajen todos los torrentes claros y fríos para convertir el mísero charquito enlodado en un profundo y caprichoso mar; a veces cristalino y a veces negro como la noche, a veces encolerizado y otras una balsa de aceite...

4 Deja tu comentario, no cobro ;):

Mae dijo...

Espero que ese camino vuela a formar una linea recta y que encuentres blanco en el que fijar tus pupilas...
(espero te encuentres bien)
Besos.
me encantan tus post xDD.

Sr.DelGaS dijo...

Me encuentro perfectamente y feliz de la muerte Mae, por eso no tienes que preocuparte, además dar vueltas en círculo a veces es muy divertido (mira los tiovivos)
Un besazo reina... pero como sigas halagándome al final me lo voy a terminar creyendo...

lamaladelapelicula dijo...

Me encantas. Eres un descubrimiento. No sabes la emoción :)

Sr.DelGaS dijo...

Al final me lo terminaré creyendo...