Publicidad

martes, 29 de abril de 2008

La Navaja de Occam

Pues el tema es que había un fraile franciscano, de esos que les sobra el tiempo y les da por hacer capillas de huesos y demás, allá por el siglo XIV, llamado Guillero de Ockham, y soltó una teoría con una sóla frasecita, que la verdad que para la época en la que se imponía la magia y el oscurantismo, pues estaba muy bien, que no era más que "en igualdad de condiciones, la solución más sencilla probablemente sea la correcta", y se tumbó a dormir la siesta satisfecho de su creación, ya que daba para la época explicación a muchas cosas.

Por ejemplo, si se volaba el chamizo de una casa de un labrador, pues había varias posibilidades para explicar el fenómeno, como pueden ser:

- Ha soplado mucho el viento y ha salido volando.

- Una fuerza infernal ha hecho volar el chamizo por vivir en pecado.

- Una manada de cerdos salvajes (no confundir con jabalíes) voladores se han comido por la noche el chamizo.


Pues, después de mucho discurrir, por eso de la simplicidad, se elegiría la primera opción, y otra vez a echarse la siesta exclamando, ¡otro trabajo bien hecho!.


Pues bien, resulta que eso caló hondo y bien profundo, y, claro, para las cosas simples de andar por casa muy bien, además, tenía la premisa de que la opción más simple y suficiente es la más probable, a la que se añadió la coletilla: mas no necesariamente verdadera, es decir, si lo explica, nos vale, que es en lo que se basa la ciencia moderna, en modelos que expliquen cosas aunque esos modelos ni se parezcan a la realidad (véase la Pasarela Cibeles, por ejemplo).


Y bueno, fueron avanzando los años, y casi hasta llegar a nuestra época actual y aún siguen dándole vueltas al mismo tema, hasta Einstein redactó una Anti-Navaja de Occam, que reza:

"A duras penas se puede negar que el objetivo supremo de toda teoría es convertir a los elementos básicos en simples y tan pocos como sea posible, pero sin tener que rendirse a la adecuada representación de un sólo dato de la experiencia. Simple, pero no más simple."


O incluso Kant, en 1781 (este tenía algo más de sentido, ya que, aunque era otra época y había habido bastante avances, digamos que el quehacer científico aún no estaba muy desarrollado) dijo: "La variedad de seres no debería ser neciamente disminuida."


¡Ay pobre Guillermo!, anda que se iba a imaginar él que la inocente frasecita iba a tener tal repercusión como para viajar por los siglos y llegar hasta nuestros días...


Quien quiera saber algo más de la teoría está por aquí.


PD: Juani, reina, a ver si me pasas más frikerías de esas que no sé donde las pillas :P ¡¡quedas inmortalizada y publicada en el blog!!

6 Deja tu comentario, no cobro ;):

Helter dijo...

"La explicación más simple suele ser que alguien se ha equivocado".
Dr. House

Juanita Kalamidad dijo...

Y de Occam a Occam y tiro porque me toccam!! XD

En fin...Gracias por el homenaje, y por tu paciencia...Serás recompensado con más temas para tus posts y..Algo más se me ocurrira!!!! ;)

Sr.DelGaS dijo...

Ahí le has dao Jelter :P

Otia Juani haciendo gala de su nombre completo :P, esperando estoy esa recompensa...

juanita kalamidad dijo...

Claro, es que si desvelas mi identidad....

Veremos que se puede hacer para que usted cobre su recompensa completa...

:P

Mae dijo...

Umm, vaya vaya de lo que se entera una..
Pero nada mas empezar a leer, cuando has dicho eso de lo de la capilla de huesos me he acosrado de mi viaje a Évora en Noviembre cuando nos metimos por equivocación en la capilla dos ossos... Que macabro!!!
Besos cielo-

Sr.DelGaS dijo...

Si por eso lo he puesto, que esa capilla era de los franciscanos como el coleguita Gille, que seguro que por allí andaba también.